Krönia

KRÖNIA es el segundo disco de la cantante Anna Ferrer, un proyecto a través del cual su esencia folklórica se transforma y se expande, a través del procesamiento electrónico, hacia un universo sonoro único.

Es un disco también de temas propios, pero quiere romper con el carácter local de Tel·lúria y tomar una mirada más universal, actual y transversal. Más de la mitad de las canciones son en castellano, y a nivel musical es una mezcla del origen mediterráneo, folk y étnico de Anna, con el procesamiento electrónico de las voces y de instrumentos no tan orgánicos, que aportan actualidad, juventud, frescura y experimentación al proyecto, producidos por Panxi Badii.

La temática es existencialista y toca temas que han preocupado a la humanidad occidental como la muerte, la soledad, el silencio, el poder, el género,… El mundo interior del ser humano reflexivo y con intenciones de autoconocerse y cuestionarse.

La producción del disco es el equilibrio entre los dos bagajes opuestos de la cantante menorquina y el productor y técnico PanxiBadii. Un proceso cocido a fuego lento, buscando, con el objetivo de encontrar la intersección entre sus caminos. Y pueden decir que Lo HAN ENCONTRADO.

KRÖNIA es una palabra que llega a la Anna por casualidad, se enamora estéticamente y descubre posteriormente que tiene un significado: era un festival que se celebraba en la antigua Grecia en honor al rey Kronos (que no es lo del tiempo) sino el Dios de la época dorada (momento en el que la tierra alcanzaba de forma natural al ser humano, por lo tanto, el trabajo no existía). Para hacer homenaje, en este festival los esclavos dejaban de servir a los amos y pasaban a ocupar el mismo rol de poder que los esclavizaba a diario. Es bonito y amargo a la vez, porque es una falsa ilusión de 24h, un título idóneo por un disco de temática existencialista (la contradicción, el poder, el juego psicológico…).